Pradas Sucesores, S.L.

Switch to desktop

Good Year Welt

Los expertos en calzado aseguran que el singular proceso de cosido "GoodYear" es el mejor método para fabricar un buen zapato. Inicialmente es un calzado rígido, pero, tras un periodo de doma, se convierte en el zapato más cómodo del mercado.

El sistema "GoodYear Welt" consiste fundamentalmente en un doble cosido interior-exterior que une la piel con el piso y proporciona al zapato una resistencia y durabilidad inigualables. El proceso de cosido interior o empalmillado sujeta la piel superior a la plantilla y la vira, mientras que el cosido exterior o pespunteado fija la vira a la suela. Entre las dos partes en que queda dividido el zapato, se coloca una capa de corcho aglomerado que actúa como aislante térmico. Las características de adaptabilidad del corcho aglomerado permiten, con el uso, formar "la huella del pie" y confieren al calzado gran comodidad, resistencia y durabilidad.

Tras un periodo inicial utilizando el zapato, "la huella del pie" queda en el corcho. Se produce una adaptación perfecta de la planta interior y el corcho a la morfología del pie del usuario. El máximo confort.

Definiciones para una mejor comprensión del proceso de fabricación GoodYear Welt:

Pala: Parte superior del zapato. Según el tipo y el modelo de zapato puede constar de uno o varios elementos.

Vira: Tira de cuero de 3 mm de grosor que une la pala, la palmilla y la suela.

Palmilla: Base del zapato, es una capa de piel de entre 2,5 y 3,5 mm (en dependencia de la robustez requerida) sobre la que se monta el zapato.

Cambrillón: Resorte de metal que abarca desde la mitad del talón hasta el inicio del metatarso. Confiere estabilidad al pie al andar.

Fabricación Good Year Welt

Pradas Sucesores, S.L. © 2012. Todos los derechos reservados.

Top Desktop version